miércoles, 26 de agosto de 2015

Feria de patchwork Sitges 2015

Aunque ya hace unos meses de esta feria hasta hoy no me he puesto a descargar las tropecientas mil fotos que tenía en mi cámara (ya saturadísima) y entre las miles que había, he encontrado las de la feria de patchwork de Sitges a la que vamos mi madre año tras año. Sin duda es uno de nuestros momentos favoritos del año, ya no solo por irnos un fin de semana (en el que tenemos todo muy bien planeado y no dejamos espacio para nada) también por ver la otra cara del patchwork que no solemos ver en los libros y en clase. Obras de arte. 
Este año el país invitado fue: Islas Británicas. Me encantó la exposición porque no sólo había auténtico patchwork tradicional, como el tapiz de la imagen inferior, también había una señora que te explicaba las colchas, el acolchado empleado, el tiempo que tenían, como se habían realizado. 
Tapiz realizado con la técnica log cabin a dos tonalidades.


Este quilt, era norme y esta acolchado a mano. Todas las ondas, formas y dibujos en relieve que se aprecian en la foto es el acolchado. Estuvo muy bien que nos explicase la "comisaria" de la exposición, con sus guates blancos (era la única que podía tocar las colchas) cómo había sido realizado el acolchado, a 4 manos, dos estirando, dos acolchando.



En esta misma sala también se encontraba un pequeño apartado dedicado a: "Patchwork en miniatura" por cortesía de Gemma Figueras. Sin duda me llamó mucho la atención este bloque de 20x20cm que esta hecho con tiras muy pequeñas de tela y era precioso.



Esta siguiente fotografía es una muestra del quilt que componía. Creo recordar que pertenecía a la sala "Colores" y me gustó especialmente por la libélula, el acolchado de hojas, mariposas e insectos que formaban, y los colores, cómo conseguían unir y combinarse unos con otros. La magia que esconde el patch.
   
Una vez vistas estas exposiciones, pasamos al edificio Miramar, donde no sólo alberga los tapices, mantas y colchas de la Asociación española de patchwork, sino que este año había una planta dedicada a Cynthia England, cuyas obras me parecieron arte en estado puro. La señora te explicaba la técnica, y porque te digo que son colchas de patchwork hechas con telas, porque si no, creerías que son cuadros pintados. Este tipo de técnica se llama "Picture Pieced quilts". Nos dejaron boquiabiertas. 










Aquí con más detalle se puede ver cómo realizó las rocas y el mar. Sin palabras.
En la segunda planta, encontramos la Exposición-concurso "Sueños" organizada por la asociación española de patchwork. A mi madre y a mí nos encanta, porque vemos obras de nuestro nivel, podemos coger ideas, comentamos las técnicas que usan y la parte que más nos gusta, podemos votar a la que más nos guste y cruzar los dedos porque nos toque un lote de telas.



Otras obras reciben el premio del jurado, y existen distintas categorías, incluso una juvenil y de niños.




Esta fue la obra a la que votamos, se titulaba "Sueños de una quilter" (creo recordar). Sin duda se llevó nuestro voto por la originalidad, y porque nosotras también soñamos con temas relacionados con el patchwork a veces jeje 


Estos son algunos de los detalles que tenía la colcha. Alrededor tenía todo botones cuya temática, era, como no... ¡La costura!



Otra obra que nos encantó fue este jardín de la abuela gigante. Tras hacer mi bolsa de patchwork con este diseño, sé el trabajo que cuesta y lo bonito que queda, por eso me fascinó esta colcha.




Esta pieza ganó el premio en el apartado "aplicación" porque quién ha aplicado alguna vez, con cuidado y esmero sabe la dificultad que tiene y más si las piezas tienen curvas. Por eso, esta espiral de colores, aplicada pieza a pieza, se merece sin duda el galardón. Además se puede aprecial el acolchado en formato cuadrícula.

Y al acabar casi la exposción, me encontré con este "Dear Jane" tamaño gigante.  Un famoso quilt de la época de la guerra civil americana, creado por Jane A. Stickle, que se exhibe anualmente en el The Bennington Museum de Vermont por cortos periodos de tiempo fascinó a Brenda Papadakis, quien hace 18 años hizo una réplica del quilt original conformado por 285 bloques, 116 triangulares y 169 cuadrados. De ellos 225 están construidos con la técnica del patchwork y 56 son piezas de tela en forma triangular.

Me fascinó. Estuve mucho rato examinándolo, aprenciándolo, enamorándome de él... LLevo tiempo con la idea de hacer algo similar, ya que existe una corriente muy fuerte en EEUU que están haciendo un quilt similar a este, y me empezó a picar el gusanillo...


 Cuando se lo comenté a mi profesora de patchwork, me dijo que se tardaba como mínimo dos años en hacerlo, completo... Que podría cambiar las medidas, hacer otros tamaños etc... Y cuando ya se me había olvidado, ¡Zas! lo veo en directo... Es una maravilla...




Otra exposición que nos encantó fue la dedicada a Paula Nadelstern, la cual estaba en persona y te explicaba cómo a lo latgo de 20 años había ido variando su técnica, hacer caleidoscopios con telas. Muy patchwork y muy bonitos. Mientras miraba esta pieza, una señora inglesa se acercó a ella para decirle que llevaba años queriendo ver sus obras, que era súper fan suya, que había venido de propio. La verdad es que Paula se emocionó y le hizo mucha ilusión.



Esta obra también pertenecía a la exposición de los caleidoscopios, aunque creo que no era realizada por ella. Pero sigue siendo admirable... ¡No parece hecho con telas!


Pero sin duda, la exposición en la que estuvimos más tiempo, más nos gustó y disfrutamos muchísimo fue en la de Quilts Amish y Menonitas por cortesía de Jacques Légeret. Aquí podéis leer algunas cosas sobre Jaques y su historia de cómo fue "adoptado" por una comuna Amish hace unos años y se documentó para escribir un libro. Él mismo te explicaba las colchas, los bordados, las tradiciones...



La colección es probablemente única en el mundo ya que la mayoría de las colchas  vienen directamente de familias Amish de Pennsylvania e Indiana (USA). A estas familias las conocían personalmente. Además, cada colcha iba acompañada de un folio explicativo sobre las tradiciones, qué simbolizaban, cuándo se había hecho, el tiempo que tenían. Había alguna de 1800. Además también estaban a la venta.



De nuevo este jardín de la abuela me cuativó porque los Amish cosen TODO a mano. Y es de admirar. A mí también me encanta realizar casi la totalidad de la labor a mano, pero suelo tirar de máquina para las tiras largas de los bordes o los marcos... Así que más admiración si cabe a las obras que contemplamos... 
 


Y si todo lo cosen a mano, acolcharlo también. Esta foto me gusta especialmente porque se aprecia el acolchado, las puntadas irregulares, las formas que el acolchado crea y el efecto de volumen que genera.
  

El patchwork que realizan es patchwork tradiciona. En este caso los triángulos forman el bloque "Gansos voladores" enmarcando así los 25 bloques "Huella de oso"


 Aquí un pequeño extracto de los folios explicativos que os he mencionado anteriormente.




Y para terminar, nuestro momento madre e hija fan junto a una de las obras de la exposición.

 

Ir a Sitges a la feria y a las exposiciones es toda una aventura, porque vas con ganas y vuelves con más todavía. Con nuevas ideas, con nuevas técnicas, nuevas telas y accesorios, colecciones, etc. A pesar de que llevo ya  6 años haciendo patchwork, a veces pienso que poco me queda por aprender, y entonces ves todas estas cosas, te explican nuevas técnicas, visualizas tendencias de las que no habías oído ni hablar y te quedas pensando que todavía estás en parbulitos de patchwork jejeje Sin duda una experiencia que volveremos a repetir este año (y que espero no tardar casi 6 meses en ponerla en el blog) 

Aquí os dejo las experiencias de años anteriores:


miércoles, 15 de julio de 2015

Toma, un osito y una taza de té o café

Desde siempre me han gustado los "tú y yo" o mantelitos individuales para comer. Los posavasos y los chismes varios para poner la tetera, los vasitos... Del mismo modo que me enamoran las tazas, las jarritas, las teteras y cualquier objeto que tenga una forma poco común en una tienda de decoración y que sea de temática cocina.

Así que me apetecía hacer una pequeña tirada de posavasos y objetos enfocados al té. Porque desde que viví en Francia, miro con otros ojos ese mundo. Un "salon de thé" que descubrimos un domingo por la tarde en Pontoise todavía tiene un poquito de todos nosotros que una vez lo visitamos, no paramos en toda nuestra estancia en la región.

Y metiendo la cabecita en este mundo, y con ayuda de mi profesora de patchwork, salieron estos ositos posavasos (de un buen tamaño) que acompañarán a mi amiga Paula en sus momentos con la taza de té. A ella le encantan los ositos (¡Y a quién no!) así que acompañé mi regalo con un paquete de un rooibos que solemos tomarnos cuando quedamos.



La tetera pez y sus pequeños bebés taza son un regalo de Navidad, el cual vino desde A Loja do Gato Preto hace seis años y sigo cruzando los dedos para que haya otras colecciones tan estupendas como esta (y hacerme con ella jeje)


 Combiné los tonos morados y naranjas, jugando con los dos ositos para que combinasen.


El osito tiene una piel digna de cualquier osito, con una tela Liberty, suave, bonita y de una calidad muy alta.


Con telas de algodón 100%,  las orejitas y el morrito también son suaves e idóneos para guardar tu taza mientras lees, coses, ves la tele, o simplemente dejas el tiempo pasar (¡Bendito momento ese!)


Creo que estos no van a ser los únicos ositos que van a salir de mis manos. Por lo pronto ya se han gestado otros dos, y creo que próximamente haré más. Me gusta pensar que acompañarán a personas enamoradas de los momentos de tranquilidad que ofrece una buena taza de té... ¡Y de café! :)

sábado, 11 de julio de 2015

La ciencia y la costura van de la mano

Al acabar la oposición estaba exhausta, cansada y con ganas de descansar. Sin embargo ¿Qué me ha pasado? Que no paro de coser, de crear cosas nueva, de pensar mil y un cambios para Casiopea... Y tanta inspiración y tanto coser y aprender cosas nuevas, me tiene en la cresta de la montaña de la alegría. Así que me puse a buscar ¿Habría más gente loca por la ciencia y la costura? La respuesta la podéis encontrar en las siguientes imágenes.

Esto seguro que le encanta a mi amiga Sabina. 

Microbios y bacterias a punto de cruz por Alicia Watkins

Knit, Craft and Sew con los elementos de la tabla periódica.
 Este tutorial tengo que hacerlo en cuanto pueda

Colcha con compuestos orgánicos diseñadas por Solar threads.
 
 Aquí podéis ver cómo fue haciendo cada bloque y cada compuesto.

 Bordado "Science, the most precious thing we have" de Popperfont

 Para el año internacional de la química tejieron esta manta formada por los elementos de la tabla periódica.
 Aquí os cuenta más sobre el proyecto, una curiosidad increíble hecha por científicas. 

La Galaxia Espiral M64 hecha a mano por Jimmy Mcbride

 La Nebulosa del cangrejo:


Aquí están todos sus quilts hechos a mano sobre el espacio. Son impresionantes.


Camisetas diseñadas por StichLaboratory
 

 Las podemos (sí sí yo las quiero) conseguir en su tienda Etsy 
cuando saque la nueva tira de camisetas: Etsy shop: StichLaboratory 

Mi cara tras descubrir la existencia de estas camisetas:

(También será mi cara cuando las tenga)
¡Etiquetas científicas costuriles! Diseñadas por StichLaboratory
¿Y también existen telas con ilustraciones científicas? 

 Telas diseñadas por Robert Kaufman para la colección Science fair.

Y no podía acabarlo sin mostrar los peluches de partículas subatómicas creadas por Particle Zoo. Evidentemente yo tengo una que me regaló E. al principio de nuestra relación. El mejor bosón de la historia. 


Y tendré que aumentar la colección para cuando entre dentro del aula y les diga a los chicos "Os voy a enseñar la desintegración beta". 

¡Este post ha explotado mi lado más friki y me encanta!

lunes, 6 de julio de 2015

Fin de curso y regalos

Como cada año, al finalizar junio los cursos se acaban. Nosotras, en clase de patchwork, hemos cogido la costumbre de quedar a comer o cenar para celebrar que hemos finalizado otro año más nuestro curso favorito. 
Siempre le preguntamos a la profesora si lo hemos aprobado, hacemos un pequeño balance de los proyectos que hemos hecho y lo más importante, pasamos un tiempo juntas entre risas y buena comida.

Este año quería regalarles algo hecho por mí, porque quién sabe si el año que viene me tocará estar en la misma clase de los jueves por la tarde o no, así que con las ganas que tenía de probar la técnica de estampar en tela y carvar sellos por mí misma, decidí (tras mil y una ideas) realizar unas bolsitas de algodón con nuestro nombre "Las chicas del patch". Además quise acompañarlas con unas libretitas personalizadas con el tema costura, que me realizó por encargo P-Keka


 Cada una recibió una bolsa para guardar las telas, 
junto con la libreta para apuntar las medidas y anotaciones de sus proyectos.

La estampación la hice manual con distintas tintas. 
El sello que carvé tenía un diámetro de 15cm. 

Los cuadernos ibas acompañados de unos bolis forrados a juego con la temática de los metros.

Detalle de uno de los paquetes.

Ampliación de la libreta con los metros en distintas unidades de medida.

Cada paquete estaba envuelto en papel de seda. Iba acompañado del nombre de su destinataria en una etiqueta muy acorde a la costura, con alfileres de colores y de corazones.  Además estaba adornado con un celo de temética metro.


Fue un regalo único y especial que realicé a medida para cada una de nosotras (y para dos integrantes más de otro grupo jeje) y que gustó mucho. Así espero que creen sus proyectos con más ilusión y cariño.